Violencia en la Escuela, la base de una sociedad cruel

La violencia se define jurídicamente como “la conducta de una persona (agresor), que atenta o ataca a otra u otras, en su integridad física, psíquica o ambas.

Cierto es que, la violencia resulta ambigua, por un lado, es visible al ser que es una práctica evidente pero que puede ser considerada invisible ante los ojos de las autoridades y la sociedad por una negativa a su reconocimiento e incremento. La frecuencia de agresiones y actos de crimen, producen cierta insensibilidad en la sociedad; es decir, lo que antes era incorrecto o inaceptable, ahora se ha sistematizado, perdiendo la posibilidad de reconocer o percibir que un acto o hecho es “violento”.

La Encuesta Nacional de niños, niñas y mujeres instrumentada por UNICEF, alude que, en México, sólo “3 de cada 10 niños hasta de 14 años, específicamente el 31%, es educado en un entorno libre de violencia». Esto se traduce en que el 70% de los niños en México son educados bajo algún tipo de violencia que puede ser física, psicológica o simbólica.

Ante la frecuente exposición de violencia a la que están expuestos niñas, niños y adolescentes, estos suelen socializarla en otros espacios, como por ejemplo en la escuela donde la reproducen, perpetuando los círculos de violencia estructural a largo plazo.

Recordemos que la escuela representa el espacio donde las niñas, niños y adolescentes pasan la mayoría de su tiempo, estos lugares, no se encuentran exentos de conflictos y de violencia.

La violencia dentro de las aulas es un problema que puede ser atendido desde diferentes perspectivas y bajo acciones que en conjunto son la respuesta a este importante tema.

El papel fundamental de los profesores, como promotores de un clima escolar positivo, mismo que tienen un impacto directo sobre el aprendizaje de los estudiantes.

Es necesario que los docentes trabajen con los estudiantes en la construcción de valores de convivencia y ambientes escolares cooperativos, incluyentes y participativos donde los conflictos pueden ser tratados y resueltos en forma constructiva, propositiva y dialogada.

La finalidad es que tengamos nuevas formas de convivencia, reconciliación y paz para el ejercicio de una ciudadanía responsable en un ambiente escolar democrático, incluyente y equitativo.

¿Qué opinas?

 

ANÁLISIS Y OPINIÓN POR:

hector-esteban

Rubén Mancilla.

Asesor legislativo.

facebook Fco Rubén Mancilla Ramírez

Para cualquier duda o comentario favor de contactar a editorial. Se prohíbe su reproducción fragmentada o total de los textos y las imágenes propias. Derechos Reservados para jovenEshacerpolítica®. La opinión de los columnistas no necesariamente refleja el objetivo de la editorial. La violación a los derechos de autor constituyen un delito (Plagio). Es importante que conozcas nuestro  Aviso de Privacidad y Condiciones de uso.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s